¡Hola! ¿Te está costando estudiar durante el confinamiento? ¿No consigues adaptarte a la nueva metodología? No te preocupes, no eres el único. Hoy te traigo algunas claves que te harán el trabajo más fácil durante la cuarentena. La mayoría de los consejos son aplicables a todas las situaciones pero verás que son especialmente importantes ahora.

Estamos viviendo una época llena de confusión, estrés y ansiedad. A la mayoría nos ha pillado un poco por sorpresa. Sé que son momentos difíciles pero ¡Lo superaremos!

Vamos con los consejos:

Elige tu lugar de estudio

Nuestro lugar de trabajo es muy importante siempre, pero especialmente durante la cuarentena. Necesitarás un lugar tranquilo donde puedas concentrarte. 

Puede que durante el confinamiento buscar un ambiente individual, tranquilo y despejado sea un poco complicado. Si vives por tu cuenta, esta cuestión es más sencilla, evidentemente. Pero si estás compartiendo tu espacio con tu familia, pareja o compañeros de piso puede que no sea tan fácil.

Si este es tu caso, te aconsejo que busques el rincón de la casa más tranquilo y lo establezcas como tu zona de estudio (si no tienes compañía esto también te vendrá bien para mejorar la concentración). Evita que la zona de estudio sea un espacio común para que no te molesten con interrupciones continuas.

Establece una rutina para el confinamiento

Como ya viste en el post Convertir el estudio en un hábito, tener un sitio concreto para estudiar también te ayudará a crear una rutina. Durante la cuarentena puede que te resulte más difícil tener autodisciplina, no te preocupes, es totalmente normal.

Por eso, lo que lograrás estableciendo una rutina en el sitio reservado para estudiar es conseguir que tu cerebro se ponga en “modo trabajo” y te resulte más fácil ser disciplinado.

Una vez más, este es un un buen consejo para el estudio en general, no sólo para la cuarentena. La ventaja extra que tiene crear una rutina durante el confinamiento es que te dará estructura mental y estarás más tranquilo.

Lo ideal sería crear una rutina como si estuvieras asistiendo a clases presenciales. Intenta respetar el horario de clases que tenías, es decir, si empezabas a las 8:00 de la mañana, organízate para estar a esa hora preparado para empezar con las tareas del día.

Si quieres aprovechar para levantarte más tarde estos días de cuarentena, no pasa nada. Retrasa el reloj una hora como máximo o correrás el riesgo de cambiar tu horario de sueño y entonces te costará muchísimo más tanto estudiar como volver a la rutina.

Aquí te dejo un ejemplo en el que te puedes inspirar para hacer tu horario de estudio durante el confinamiento. No olvides hacer pausas para descansar, prográmalas también.

horario de estudio - Guía para el estudiante en cuarentena - Docsity
Ejemplo de horario para estudiar durante la cuarentena

Esta técnica de organización de tiempo es mi favorita. Recuerda que en el canal de YouTube encontrarás un vídeo sobre cómo organizarte usando Time Blocking.

Técnica de organización: Time Blocking

Deja de estudiar a partir de cierta hora

La cuarentena nos ha pillado desprevenidos a muchos, a los profesionales de la educación también. Por eso, es posible que éstos no se aclaren con las nuevas tecnologías o su organización deje mucho que desear. Pero no olvides que los profesores también hacen lo que pueden para adaptarse.

¿Te llegan mails con trabajos a cualquier hora del día? ¿Te ponen videoconferencias sin ton ni son? Durante la cuarentena parece que los horarios se han difuminado. Como pasamos todo el día confinados hay quien piensa que no tenemos nada más que hacer. Pues no es así.

Si ese es tu caso, establece ciertos momentos del día para mirar el correo, no le prestes atención cada vez que te llegue un mensaje porque terminarás agobiándote.

Por ejemplo, míralo cuando te pongas a trabajar para ver qué hacer por la mañana y después de comer para saber qué trabajo tienes para la tarde. 

Si tus profesores son de los que mandan pequeñas tareas para entregar de un día para otro y tienes miedo de dejar algo sin hacer, puedes atender el correo 3 veces en vez de 2. La tercera podría ser antes de terminar la jornada para asegurarte de no dejar nada sin hacer. Si ha quedado algo, piensa cuánto tiempo tienes para hacerlo y si lo puedes hacer mañana antes de la hora de entrega.

Limitando la “entrada de tareas” en tu cabeza te sentirás menos estresado y descansarás mejor.

Aprovecha las videoconferencias

Durante la cuarentena no tienes la oportunidad de sacar partido de clases presenciales. Pero si tienes la suerte de contar con videollamadas con los profesores ¡No dejes pasar la oportunidad!

Pregunta, toma apuntes, atiende a la explicación del material, deja que te aconsejen cómo estudiarlo. Exprime las clases online todo lo que puedas.

Durante una videollamada sólo pueden ver una parte de ti. Es fácil caer en la tentación de hacer otras cosas en el ordenador o estar distraído con el móvil. Pero ten en cuenta que si haces eso estás perdiendo el tiempo.

Sigue el plan de estudios

Normalmente el programa de estudios se cumple gracias a los profesores (que lo conocen). Pero durante la cuarentena puede que esto haya cambiado un poco.

Si tienes la suerte de contar con el plan de estudios de las asignaturas intenta seguirlo. Si no, escribe a tus profesores y pídeselo. Como mínimo te pueden orientar un poco.

Teniendo el plan, podrás elaborar una estrategia para abordar las asignaturas. Cuantas más fechas conozcas, mejor. De esta forma, podrás organizar eficazmente el tiempo que dedicas a cada cosa, tendrás una visión global del trabajo pendiente y de lo que ya has hecho.

Además, durante el tiempo que has decidido dedicar a “las clases”, puedes recopilar material y crear el tuyo propio (resúmenes, esquemas, mapas, tarjetas…). 

Con el plan de estudio delante podrás hacerte un calendario. Si quieres, puedes usar el planificador que diseñé para organizar el curso. Te lo dejo todo hecho, sólo tienes que rellenarlo. Entra en la Biblioteca para descargarlo y puedes ver cómo usarlo haciendo clic aquí para ver el vídeo.

Al tener presente las fechas y el temario, podrás marcarte objetivos para cada asignatura. Tienes un vídeo en mi canal sobre cómo lograr objetivos, esto te ayudará a tener más claro qué hacer cada día.

Soluciones a problemas

No tengo videoconferencias y necesito que alguien me lo explique

Dependiendo de qué tipo de estudiante eres, no tener opción a clases a distancia puede resultarte un problema. Si eres de los que necesitan escuchar para aprender mejor puede que el material escrito se te quede corto.

Hay cientos de canales de YouTube con clases grabadas. También puedes buscar conferencias y podcast sobre el tema que estás buscando. Encontrarás más información útil de la que imaginas.

Además, recuerda que no estás solo. Habla con tus compañeros sobre el temario, te ayudará mucho. Prueba a crear un grupo de estudio para que podáis explicaros los unos a los otros lo que no entendáis ¡Hasta podéis compartir material!

No entiendo el material que me dan o siento que no me sirve.

Este problema se relaciona mucho con el anterior. Y los que estamos acostumbrados a estudiar a distancia nos lo hemos encontrado alguna vez. Hablar con los compañeros o participar en los foros de las plataformas habilitadas puede ser una buena solución.

Además, busca material de calidad en Internet. ¡Ojo! no te fíes de cualquier cosa que encuentres porque no todo lo que hay vale la pena.

Aquí te dejo el enlace a una red de recursos abierta de la mano de Pocomún. Encontrarás preguntas, podcast, materiales, conferencias… todo ordenado por área de conocimiento y nivel educativo.

Red de Recursos Educativos en Abierto para conseguir el material durante la cuarentena.

Y por si fuera poco, tienes también disponible la app para  IOs y Android

No puedo estudiar si no es en papel

La opción más evidente es imprimir el material digital en tu propia impresora. Pero si no puedes hacerlo tengo algunas ideas más para ti.

Pasa el material a mano: Pero cuidado, no hablo de transcribir literalmente el material a papel ¡Eso te llevaría demasiado tiempo! Lo que puedes hacer es escribir directamente el resumen, no el temario bruto. Total, una vez tienes el resumen hecho ya no necesitarás más el temario original.

La magia de las copisterías online. Busca en Internet alguna que esté cerca de donde vives. Les mandas el material y te lo llevan a casa en unas 24 horas ¿No te parece una maravilla?

Recomendaciones finales para estudiar en cuarentena

¡No permitas que lo importante se quede sin hacer! Con el nuevo método de estudio durante la cuarentena ser productivo y saber si estás siendo realmente productivo puede ser un problema. Sobre todo si hay falta de organización y los profesores mandan mucho trabajo a todas horas.

Si sientes que este es tu caso, gana claridad echando un vistazo al post sobre cómo dejar de perder el tiempo y sobre cómo organizar las tareas diarias.

Descansa. Parece una tontería pero recuerda que es imposible mantener la atención durante demasiado tiempo sin parar.

Haz pequeños pausas para despejar la mente. Aprovecha y levántate de la silla, da un paseo por la casa. Habla con alguien por las redes sociales o con quien convives. ¡Ojo! no te distraigas demasiado tiempo o te costará horrores volver al trabajo.

Aprovecha el tiempo de ocio. Organiza un poco también estos momentos. Si no lo haces corres el riesgo de perder horas y horas en las redes, viendo la TV o haciendo cosas para “apagar la mente” que en realidad no te llenan.

Utiliza tu tiempo para hablar con amigos, aprender algo nuevo que te ilusione. También puedes leer, escuchar podcast, audiolibros, hacer ejercicio… ¡Hay un mundo de opciones! Encuentra algunas que te hagan sentir bien y reserva algún momento del día para ellas.

¡Y esto es todo! Espero que las claves que te he traído hoy para estudiar durante la cuarentena te hayan servido. ¿Hay algo que estés haciendo ya que te esté dando resultado? ¿Tienes alguna idea nueva? Déjamelo en los comentarios, me encantaría leerlo.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *