La palabra egoísta tiene una connotación demasiado negativa. Con el nuevo egoísmo quiero hablar de por qué ponerte a ti primero no está mal…si lo haces BIEN.

¿Ser egoísta es bueno o malo?

Puede que no marques límites y te cueste negarte a lo que nos piden los demás por miedo al qué pensarán.

A veces confundimos cuidarse a uno mismo con egoísmo. Desde fuera (o nosotros mismos) un acto puede ser juzgado duramente como egoísta, sin mirar las necesidades particulares de cada uno.

¿Y si te digo que ser «egoísta» no es tan malo como dicen? De hecho, defender aquello que es bueno para ti es muy importante.

¿Cómo sé si es egoísmo o autocuidado?

En el egoísmo «clásico» hay preocupación por las necesidades y deseos personales sin atender a los de los otros. A esta forma de actuar y pensar no le acompaña la empatía ni la comprensión.

Estas personas son victimistas, tienden a culpar a los demás de sus problemas y reaccionan de forma destructiva ante los comentarios ajenos. ¡Ojo! No significa que estas personas sean «malas», si no que tienen carencias.

El autocuidado o lo que yo llamo «nuevo egoísmo«, sin embargo, es beneficioso. Antepones tus necesidades pero sin ignorar los de los demás. Aquí si hay empatía y comprensión.

Se sienten responsables de las cosas que les pasan y son protagonistas de sus vidas (todo lo contrario al victimismo). Este tipo de egoísmo está presente en personas con buena autoestima y seguras de si mismas.

¿Por qué es bueno ser «neo-egoísta»?

Cuidar de uno mismo es importantísimo para no acaba frustrado, sintiendo que la vida te patea, que no importas a nadie o que todo el mundo pasa por encima de ti.

Cuando dejas a un lado tus necesidades y te centras siempre en lo que los demás desean, te vas abandonando poco a poco y te frustras. Puede que llegue el día en el que digas que te sientas «el último mono» y explotes.

Cuidar de ti y responsabilizarte de cubrir tus necesidades te hará recuperar el control sobre tu vida.

¿Por dónde empiezo a cuidarme?

Averigua cuáles son tus necesidades y deseos. Si tienes claro lo que es importante para ti tomarás mejores decisiones.

Disfruta de tu espacio personal. Cuando tengas un rato/día libre dedícate tiempo. Deja a un lado las obligaciones y a los demás. Aprovecha un espacio de soledad para relajarte.

Valídate y suelta culpa. tienes derecho a decir no, a cambiar de idea, tu opinión vale tanto como la de los demás. Tus necesidades también son importantes.

¿Qué opinas tú? ¿Estás de acuerdo con el nuevo egoísmo?


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *