¡Hola! Después de mucho pensar qué escribir en este primer post (¡Qué ilusión!) he decidido que la mejor forma de empezar es con  unos tips básicos para alcanzar objetivos.

Yo los he seguido todos para estar ahora mismo escribiendo . Mi objetivo ha sido crear un blog, pero tú puedes elegir el que quieras. ¡Allá vamos!

1. Elige un objetivo concreto.

Describe tu meta todo lo que puedas, sé muy específico porque esto te dará claridad a la hora de ver qué pasos debes seguir y cuál es tu progreso. Por ejemplo, no es lo mismo decir “Quiero estudiar más este año” (¿Cuánto es eso?) que “Quiero dedicar 6 horas semanales a estudiar la asignatura X”. Así queda más claro qué hay que hacer ¿no?

 

 2.Realista pero ambicioso.

A la hora de elegir un objetivo tenemos que tener cuidado con la fantasía. Pregúntate: “¿Puedo cumplir esto realmente?” Por ejemplo, no sería realista proponerse estudiar 10 horas diarias si además trabajas, vas a clase, cuidas de la casa… ¡no hay suficientes horas! En caso de que lo lograses, ¿Cuánto podrías mantener ese ritmo? Cuidadín.

Pero hay que ser ambicioso también. No te quedes en la zona cómoda marcándote objetivos que sabes de sobra que vas a cumplir. Busca algo que sea un reto de verdad y que puedas lograr con cierto esfuerzo.

 

 3. Mejor de uno en uno.

¡Cuidado con intentar abarcar demasiado! Sé que quieres conseguir muchas cosas pero es mejor ir poco a poco.

Céntrate en una o dos metas para empezar y busca otras nuevas conforme vayas cumpliendo las anteriores. Si tienes demasiados retos en la cabeza terminarás saturándote y es posible que termines abandonándolos todos. Concentra toda tu atención en uno o dos (mejor uno) objetivos y verás cómo los logras antes y te cansas menos.

 4. Ten presente el camino a seguir

Ahora que ya tienes clarísimo QUÉ es lo que quieres, piensa en CÓMO vas a conseguirlo. La mejor forma de hacerlo es dividiendo el objetivo en otros más pequeños. Por ejemplo, si tu objetivo es mensual “Este mes me termino el trabajo final” puedes dividirlo en objetivos semanales “Esta semana dedicaré 4 horas a redactar el trabajo”. ¡Pasito a pasito llegarás a donde quieras!

5. Mantente firme.

La motivación del principio es un subidón ¿eh? pero luego…¡puf! desaparece.

Es importante que te mantengas motivado y comprometido con tu objetivo. Cuantos más éxitos acumules, más éxitos lograrás después (a esto lo llamo una cadena de victorias).

Para evitar echarte atrás lo mejor que puedes hacer es informar a todo el mundo de tu meta, en serio, a TODO el que puedas ( familia, amigos, redes sociales…) Difunde tus intenciones para que te resulte más difícil rendirte. 

Mi consejo es que no olvides nunca por qué lo haces. Ten muy presente cómo será el momento de conseguir lo que te has propuesto. Imagina el momento de recibir ese sobresaliente, imagina ese trabajo terminado y bien hecho, ¡lo bien que te vas a sentir con un éxito como la copa de un pino!

 

+Bonus: Recompensa tu avance

Cuando consigas llegar a la meta o conforme vayas cumpliendo las tareas ¡Prémiate! Esto es muy, muy, muy importante. No infravalores tu trabajo, nada de “esto es lo que tengo que hacer y punto”. ¿Lo has hecho? Si, pues premio.

Puede ser la recompensa que tu quieras: chocolate, salir con los amigos, ver una serie…¡Cualquier cosa que te guste!

Esto te ayudará a mantenerte firme, animado y motivado durante más tiempo.

 

¡Y esto es todo! Espero que te haya resultado útil.

¿Conoces más tips? ¿Has usado estos truquillos antes? Déjame un comentario, ¡me encantaría saberlo!

¡Un saludo!

 


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *